El Buen Pastor 4

Home 

Salmo 23:4 **. Aun si voy por valles tenebrosos, no temo peligro alguno porque tú estás a mi lado; tu vara de pastor me reconforta.

En el principio, nuestro Señor caminaba a diario en el hermoso jardín del Edén con Adán (ayudante de significado) del polvo de la tierra. Nuestro Creador sopló en su nariz aliento de  vida, y se convirtió en un ser viviente (Génesis 2:7). Señor Nuestro ayudante funcionó y sirvió para someter, regir y conservar el jardín. Nuestro Señor vio entonces la necesidad de que Su hijo tener un compañero para convertirse en tierra fecunda y se multiplican en el reino de los animales. Eva fue creada luego de la costilla de Adán mientras dormía. Entonces el señor les unía a una sola carne en el matrimonio para producir mas hijos e hijas de la familia armoniosa alegría de Dios (Génesis 2:24). 

AUN SI VOY POR VALLES TENEBROSOS 

La familia armoniosa alegría de Dios tenía la intención de vivir y durar para siempre. Armonía fallada miserablemente cuando otro dios de la codicia, el odio y el engaño entro en el Jardín Santa. Satanás quiso robar el Reino de nuestro Creador, girando la humanidad para que lo adoraran. Para el día de hoy, se elabora formas para que el hombre adorar a otros dioses bajo su control. Sin embargo, nuestro creador compasivo continúa la búsqueda de las personas con las manos limpias y corazón puro encuentra dentro de su santuario, al no levantar su alma a los ídolos como ahora el mundo lo hace. Nuestro Señor sigue en pie en la puerta de los corazones la humanidad para que EL pueda entrar y recuperar la oveja perdida que se han alejado a la sombra de la muerte; en valles tenebrosos.

Job 10:21-22 ** “¡Antes de mí partida sin regreso a la tierra de la penumbra y de las sombras, al país de la más profunda de las noches, al país de las sombras y del caos, donde aun la luz se asemeja a las tinieblas! **Debido a la desobediencia a nuestro Santo Padre, la pena es la muerte eterna para aquellos que no devuelven a la misericordia de Dios, misericordioso nuestras ofertas. Incluso nuestra maldad es lavada en nuestras entrañas con la sangre de Su Santo Cordero, Su hijo, el Mesías, Y’shua Cristo Jesús. Los corderos, los niños perdidos de nuestro Señor, que a su vez de vuelta al camino ovejas estrechos tienen la esperanza de la vida para siempre. El Espíritu del Señor guía cuidadosamente Su hogar lejos del rebaño  bajo lugares sombríos de la muerte en el camino alto de la vida. Esto se logra con la creencia, la confianza, la fe y la voluntad de seguir obedientemente nuestro Buen Pastor donde quiera que dirija. Como los viajeros temporales en este mundo perverso, entramos en un “reino no es de este mundo”. “No tengan miedo, mi rebaño, pequeño, porque es la buena voluntad del Padre darles el reino.”  (Lucas 12:32).        NO TEMO PELIGRO ALGUNO        Al seguir el camino recto del Buen Pastor, ¿Qué tenemos que temer?  El Maestro da su paz en la mente de su rebaño, que es tranquilo y silencioso. La tranquilidad es sin problemas por los conflictos, agitación o conmoción. El rebaño está libre de violencia o de las fuerzas del mal. Así como El dio el don de la vida de Adán y Eva en el jardín antes de la caída, la oferta está abierta a todos aquellos que mantienen a las normas del Reino. La puerta de entrada al Reino restos abierto para aquellos que siguen las leyes del amor, la paz y la armonía, la lengua hablada y escrita mandamientos de nuestro Señor. Para los que están fuera del rebaño, el mal persiste porque no hay miedo constante, alarma, temor, pánico y peligro. Hay ansiedad general, irracional y dominadora histérica mental, así como el dolor físico con la debilidad de la mente. Cuando cerramos y mantener la puerta cerrada a nuestro Señor, esto se convierte en los desastres de la era actual. ** Primero  Juan 4:17-19 **…En el amor no hay temor, sino que el amor perfecto echa fuera el temor. El que teme espera el castigo, así que no ha sido perfeccionado en el amor. Nosotros amamos a Dios porque él nos amo primero.

PORQUE Tú Estás  A MI LADO

La ley del amor debe ser la ley de tu vida. Nuestro Dios se desarrolla constantemente sus bendiciones y la misericordia. El desarrolla su bondad amorosa con una abundancia de amor por su rebaño. Cuando su rebaño  deja de hablar a él en oración y estudio de Su mundo de amor (La Biblia Santa), en que vivimos. Cada vez que yo caminare alrededor a un lago cerca, yo siempre hablo con mi Dios Creador. Le agradezco que me haya dar prestado aun las piernas para caminar para disfrutar de la belleza de los campos de flores de oro y púrpura  marcha coma pájaros cantan dulcemente en los árboles.  Yo gloria en Su sol naciente, ya que brilla a través de las tranquilas aguas. Le agradezco, incluso para lo que me permite ejercer este cuerpos viejo templo El me ha dar prestado. Alabo y el testimonio de la belleza de Su creación fascinante lleno de vida.

Génesis 15:1 **… “No temas, Abram. Yo soy tu escudo, y muy  grande será tu recompensa.”    ** El Señor es nuestro pastor y el escudo, proteger, y te lleve a lugares de delicados pastos de amor y paz. El te ama tanto que da su amor poderoso de “Ágape”, que es un amor más allá del alcance actual de la humanidad. Este es el amor de dar la vida de su hijo Santo, Y’shua Cristo Jesús como el Cordero  de la Pascua para dar vida una vez y para siempre en la expiación del pecado para aquellos que le aman y guardan sus mandamientos del amor. El señor es quien te cuida, el Señor es tu sombra protectora. El señor te protegerá; de todo mal protegerá tu vida. El Señor cuidara en el hogar y en el camino, desde ahora y para siempre. (Salmo 121:5, 7-8)

TU VARA DE PASTOR ME RECONFORTA. (ME Infundirán ALIENTO)

El impresionante poder de Dios se revela como Dios instruyo a Moisés en Éxodo 4:20 a tomar la vara de Dios en su mano para realizar señales milagrosas. Moisés regreso a Egipto con la vara de Dios para liberar a los hijos de Israel de la esclavitud. Una vez más, en Éxodo 17:6, Dios instruyo a Moisés a golpear la roca para que los niños sedientos habría agua para beber. La vara se convirtió en una corriente de agua para la vida. Es el cetro de nuestro Señor que nos permite la regla de nuestro destino cuando lo usamos con prudencia. Sin esta la vara de vida para consolar a nuestras necesidades, para librarnos del mal y de entender la vida eterna que espera a aquellos que regresan a nuestro Dios con las manos limpias y corazón puro que regresare a Dios del los muchos dioses de esta época. Estos son los dioses de la codicia, el odio y el engaño. La varilla del espíritu de Señor te hará sabio, obediente con el poder de resistan al  diablo, y él huirá  de ustedes (Santiago 4:7).  ¡Arrepentirse,  creer y seguir al Buen Pastor por el estrecho sendero en el reino que viene!